La vida y la filosofía

Hay cosas que se vuelven urgentes. La vida es el acontecimiento por excelencia, Vida, en eterno retorno y actualizándose cada vez de manera única en la diferencia de cada retorno, en cada ser, es la vida la que se vuelve urgente por sobre el discurso. ¿Y que estoy diciendo, sino un discurso? Es claro que mis palabras no son construcción de discurso sino su rechazo, porque no es tanto lo que digo sino el hecho poder decirlo lo que reivindica la vida. También tenemos claro que no se filosofa sin antes vivir, ni se habla sin antes vivir. Pero no hay nada antes de vivir, por lo que es base para el filosofar y el hablar. El que filosofa debe vivir primero, y esto es algo mas que decir “la filosofía se hace a partir de hombres y mujeres concretos”, sólo aquellos que lo han vivido lo comprenderán. Y aquí está el equívoco: todos deben comprender, a su modo y posibilidad, de lo que estoy hablando; pero algo que es claro es que filosofar es un modo especial de vivir. No quiero que se me entienda como un moralizador o un místico, porque no es mi intención, sólo digo que quien vive es también capaz de filosofar. En ese sentido la filosofía es una biografía que escribimos con la mano del cosmos, o mejor aún, una biografía de un «yo», sino de la vida en uno de sus muchos retornos.

Entonces, ¿de que hablamos cuando hablamos de filosofía en la Academia? Ciertamente de un equívoco a mi juicio. La doxografía no es filosofía, pues la relación con la lectura es una de formación propia, de comunicación y diálogo, cosa que tristemente uno es incapaz de experimentar en la mayoría de los cursos,y esto no es por causa de los profesores, en gran medida es como nosotros nos acercamos a la filosofía. Corremos el riesgo de tener muchos eruditos, comentaristas, doxógrafos pero no de filósofos. Así, como plantea Hadot: “el principal problema que se plantea al filósofo se trata fundamentalmente de saber lo que es filosofar“, nos enteramos que es un acto, un verbo, que manifiesta movimiento y más específico una forma de vivir. Para ello debe existir un deseo, una absoluta afinidad a la vida, pues considero que filosofar es dejarse asombrar por lo extraño que es existir, y filosofar es un deseo por vivir en última instancia. Ese deseo es el que debe generarse al abrir un libro, al oír una pieza musical, al ver las estrellas, al calcular una ecuación, al mirar los ojos sinceros, al pensar filosóficamente, al laborar efectivamente, al buscar un mejor mundo, al luchar por la vida misma. Esto lo logran los filósofos y filósofas al traducir sus vidas en palabras, que no buscan ser obedecidas, sino ser incitaciones al deseo, invitaciones a la amistad. El deseo es siempre anhelo por el acontecimiento, advenimiento del devenir, y por ello es fundamental para que se expanda la vida y con ella el filosofar.

Y al final llegamos como al inicio. Aquí me encuentro como alguien que existe, desea y vive. Es la urgencia de expresar todo lo que he dicho hasta ahora, no más que una biografía, que se ha expandido en la típica fórmula “yo amo la sabiduría”, pues no cuesta entrever los elementos que expresa y ya he mencionado: de la mano de amigos y amigas he aprendido éste modo curioso de vida llamado filosofía, y cuando menos me lo he esperado, he descubierto que lo importante en “amor a la sabiduría” no es la sabiduría, pues ésta resplandece en si, sino el amor, pues el lo que nace en mi, y me mueve hacia la sabiduría. Al final he comprendido que el deseo, la sabiduría y la vida se conjugan en el amor, amar a una persona, que al final es una vida también; amar la sabiduría, que al final es amistad; amar el universo, que al final es unidad.

2 comentarios en “La vida y la filosofía”

  1. ¡Interesante!

    Me agrada que reinvindicas el derecho a filosofar, rescatándolo de las academias y relacionándolo más con la humanidad y la vida y, por lo tanto, a la experiencia de los comunes. Sin embargo, me queda la duda de qué es concretamente filosofar. Un estilo de vida, has dicho. Bien, ¿y cómo es ese estilo?

    ¡Espero seguir leyendo más!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s